Viernes, 10 de agosto de 2012

La primera medalla de la lucha española tiene nombre de mujer: Maider Unda, bronce en -78 kilos tras ganar en el combate por el bronce a la bielorrusa Vassilisa Marzalyuk . Un metal forjado más entre la naturaleza que entre las paredes de un Centro de Alto Rendimiento. Más desde la artesanía que desde la técnica. Porque la vitoriana, de 35 años, tiene en la lucha libre su hobby. Su profesión, su sustento, está en el caserío que comparte con sus padres en Olaeta, en las faldas de los montes Anboto y Arangio, donde con la leche de 300 ovejas fabrica queso de Idiazabal. Atxeta Gatza figura en la etiqueta, ahora con la denominación de origen olímpica.

Maider, que estuvo dos años en la Residencia Blume de Madrid pero se volvió porque la costaba respirar entre el asfalto, fue quinta en los Juegos de Pekín. Y eso la animó a seguir hasta Londres, posiblemente su última competición internacional.

Noticia recogida de As.com


Tags: Deporte, Lucha, Maider Unda, Olimpiadas, Bronce, Londres

Comentarios